Buscar
  • Kutembea Na Tanzania

Voluntariado Natalia Fernández Fonseca

Mi experiencia como voluntaria en Kutembea na Tanzania (Arusha) forma parte de un cambio de ciclo en mi vida, de las ganas de volver a Tanzania por haber vivido otra experiencia impactante como voluntaria en Mwema Children (Karatu) en el 2019 y por querer dejar atrás la pandemia mundial originada por el Corona Virus.

Kutembea na Tanzania me abrió sus aulas con unas niñas y niños deseosos de aprender, que no paraban de bailar y cantar y a los que yo quería abrazar. Jovina, Grace, Richard, Heri, Elizabeth y Amalia me hicieron sentir como parte su familia y del equipo desde el 6 de septiembre de 2020, momento en el que llegué al aeropuerto y me dijeron que la mascarilla no era necesaria porque Tanzania era un país “Covid free”.

Morombo, Murieti y Kilombero Market son lugares que forman parte de mi memoria fotográfica y de mis vivencias en Arusha.

Kutembea na Tanzania me llevó a conocer a Óscar y a Sofía, a Asumpta, a Teresa y a Elisa, voluntarias, que ya son compañeras y amigas.

Es un privilegio haber sido voluntaria en un contexto de pandemia mundial, haber disfrutado de las vistas del Monte Meru, de los zumos de Jovina, de las risas de Grace y del “Usiku Mwema” de Micky y Jacky cada noche.

Como voluntaria es imprescindible observar y reconocer el trabajo desempeñado por el equipo de profesionales para compartir y aportar recomendaciones de mejora a la enseñanza y en definitiva, a la calidad de vida de las niñas y de los niños.


Natalia Fernández Fonseca (Septiembre – Diciembre 2020)


21 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo